miércoles, 7 de septiembre de 2011

Sección PERSONAJES DE PUERTO GABOTO

¡ LOS MUCHACHOS DE ANTES!
                                                  
                                         Reinaldo Gómez: "NALDO"


Junto a Amadeo Piedrabuena (Presidente Comunal) y al Dr. Carlos Silvestre Begnis (Gobernador de la Provincia de Santa Fe)

POR QUE LO ELEGIMOS?:

PORQUE EN EL VA NUESTRO HOMENAJE A TODOS ESOS JOVENES  QUE SUPIERON VIVIR Y HACER.
PERSONAJE SI LOS HAY, MEMORIA, LUCIDEZ Y SOBRE TODO VIDA PARA CONTARLA, SI PORQUE SU VIDA ESTA LLENA DE SUEÑOS Y COSAS HECHAS . EN SUS OJOS VIMOS QUE HA SOÑADO NUESTRO SUEÑO.
LO FUIMOS A VISITAR, PARA  QUE NOS CONTARA TANTAS HISTORIAS POR EL VIVIDAS Y OTRAS PRODUCTO DE SU ENVIDIABLE MEMORIA.
SOÑADOR Y HACEDOR DE TANTAS COSAS, NOS DECIA, "A NOSOTROS NO NOS FALTABAN GANAS,   NI COMPROMISO, NOS PONIAMOS UNA META Y HASTA  QUE NO LLEGABAMOS, NO PARABAMOS, ASI SE HACIAN LAS COSAS".
TANTAS QUE NO ALCANZARIA UNA TARDE ENTERA PARA CONTARLAS, CLARO SON CASI 90  (NOVENTA) AÑOS VIVIDOS CON TANTAS GANAS Y ENTREGA. SU ENERGIA NO DEPENDIA DE NINGUN ESTIMULANTE, LA SACABA DE LOS SUEÑOS Y EL TRABAJO.
ALGUIEN DIJO QUE FUE UN GRAN LIDER SOCIAL, QUE FALTA NOS HACEN ESAS PERSONAS HOY,  ESOS EJEMPLOS DE TRABAJO EN EQUIPO PARA HACER REALIDAD LOS SUEÑOS.
HOY MAS QUE NUNCA CUANDO NUESTRO PRESENTE NOS SEÑALA QUE CARECEMOS DE TANTOS VALORES PARA NUESTRA COMUNIDAD QUE FUERON PILARES DEL PUERTO GABOTO DE LAS DECADAS DE LOS 50´, 60´, 70´ Y HASTA ENTRADO LOS AÑOS 80´, A NALDO GOMEZ Y A LOS HOMBRES Y MUJERES DE SU GENERACION LES AGRADECEMOS SU ENTREGA, SU PASION, SU TENACIDAD Y CAPACIDAD DE SOÑAR PARA TRANSFORMAR LA REALIDAD SOCIAL DE NUESTRO QUERIDO PUERTO GABOTO.
(Grupo Editor)
Reinaldo Gómez nació en Puerto Gaboto un 8 de enero de 1922. Hijo de doña Nicolasa Aguerrezábal (la vasquita) y de don Miguel Gómez. Es el menor de 5 hermanos: Miguel, Amalia, Matías, Alfredo y Reinaldo. Su padre falleció mientras su esposa estaba embarazada por lo tanto no llegó a conocerlo. Su mamá falleció cuando “naldo” tenía 13.años. Así que fue Amalia, su hermana mayor, quien se hizo cargo de su crianza-. Esta situación hace que desde muy joven tuviera que trabajar, primero como boyero y después como peón en distintas actividades: desde la arrocera hasta en tambos. A la edad de 29. años decide abrir una carnicería, rubro que mantendría por 50 años en la localidad de Puerto Gaboto.En el años 1959 contrae nupcias con Angela Luisa Sachi, quien sería la compañera de toda su vida, de dicho matrimonio nace un hijo varón al que llaman José Reinaldo. No se sabe si será por las vivencias de su infancia o su predisposición natural a la solidaridad pero lo cierto es que además de su hijo, ha criado, educado y formado a otros niños y jóvenes en los valores del respeto, el trabajo y en el compromiso social que lo caracterizó. Estas circunstancias, sus años vividos en el pueblo y el tiempo de comerciante por sí mismos bastarían para que lo nombrásemos en ésta publicación. Pero no fue así: Reinaldo Gómez ha sido durante gran parte del siglo XX gabotero una persona que ha participado permanentemente de la vida social de la localidad, siendo protagonista de numerosos hechos y actividades que representaron la pujanza, la esperanza, los sueños, de muchos vecinos que pensaron en un Puerto Gaboto grande.
Entre sus actividades encontramos:
Presidente del Club Sebastián Gaboto en los años 1952, 1953, 1957, 1959, 1968, 1970, 1972, 1974, 1976, 1978, 1983, 1987, 1989 y 1994 (fueron 14 años alternados)
Presidente de la Comisión de Ex alumnos de la Escuela Primaria Nro. 292
Presidente de la Comisión Cooperadora Escuela Primaria nro. 292
Presidente del Ente Samco del Hospital de Puerto Gaboto.
Presidente de la Comisión de Ayuda a la Iglesia Ntra Sra de Luján de Puerto Gaboto.
Presidente de la Comisión de Padres de Familia de la Escuela Técnica Particular Nro. 2049 “Padre Dehón” de Puerto Gaboto.
Presidente de la Cooperadora Policial del destacamento Puerto Gaboto.
Tesorero de la Comisión Pro-Reconstrucción del Fuerte Sancti Spíritus.
Tesorero del Centro de Jubilados y Pensionados Nacionales.
Comisión Directiva de SGFC
Alfredo Lema, Roberto Gómez, Angelina Vera, Ema Bedinelli de Oronao, Angela Sachi, Reinaldo Gómez, Evaristo Giménez, Julio Coirini y Pedro Iglesias.

Como se ha visto ha militado socialmente en casi todas las instituciones de la localidad que tenían por objetivo colaborar con el desarrollo de la Educación, la Cultura, el Deporte, la Recreación, la Evangelización, la Salud, la Seguridad y el bienestar general de los vecinos de éste pueblo en el cual vive actualmente y donde, dios mediante, cumplirá el próximo 8 de enero sus 90 años. Un dato curioso es que su año de nacimiento coincide con la fecha elegida estatutariamente para señalar la fundación del club de sus amores: SEBASTIAN GABOTO FC.

REINALDO GOMEZ es uno de esos MUCHACHOS DE ANTES, pertenece a una generación de gaboteros que hicieron de su vida un culto a la amistad, a la solidaridad, al compromiso con la comunidad, de esos que realmente hacían y no solo decían "hay que hacer".

SECCION: RINCON DE LOS POETAS

CARLOS CAMINOS: Caminito el Pescador.

“NUESTRO PRIMER POETA, HOMBRE  CON VISION DE FUTURO Y CONOCIMIENTOS DE NUESTRA HISTORIA, SU GRAN CURIOSIDAD  POR EL PASADO, NOS PERMITE  TENER ACCESOA UN ARCHIVO  NUTRIDO  Y DE GRAN VALOR.
UN HOMBRE QUE SE DEDICO A  NUESTRA CULTURA, FIEL EXPONENTE DEL GABOTERO, PESCADOR DE PROFESION  Y POETA DESDE LAS ENTRAÑAS, SI BIEN NADIE LE DIO CLASES DE LITERATURA, SUS POEMAS SON PURO SENTIMIENTO HACIA UN GABOTO QUE AMABA.SUS VERSOS  SON MAS DE CIEN, COMO PARA LLENAR LAS HOJAS DE UN LIBRO.
EL VERSO QUE AQUI PUBLICAMOS FUE ESCRITO HACE 6 AÑOS, NOS HACE PREGUNTAR QUE NOS PASO A LOS GABOTEROS QUE VAMOS PERDIENDO CADA VEZ MAS COSAS, QUE PARECEMOS DORMIDOS. SIN DUDAS ESTO NOS SIRVIO DE INSPIRACION,  POR ESO DESDE ESTA HUMILDE PUBLICACION GABOTERA  VA NUESTRO HOMENAJE  A UN GRAN POETA Y ESCRITOR, QUE  NO SE  QUEDO DORMIDO PORQUE  SUPO DEJAR HUELLAS CON SUS VERSOS,Y SU FORMA DE VIDA .ORGULLO  PARA LOS QUE SABEMOS VALORAR TODO LO  NUESTRO. GRACIAS CARLOS CAMINOS POR IR MARCANDO LA SENDA”. (Grupo Editor)

 
DON CARLOS EMILIANO CAMINOS, NACIO EL 17 DE JUNIO DE 1930 EN PUERTO GABOTO-PCIA DE SANTA FE.
ES HIJO NATURAL DE DOÑA LILA ZUÑER CUANDO LLEGA PARA TRABAJAR EN LA COSECHA DE MAIZ EN LA ESTANCIA “LAS GARZAS” CUYO PROPIETARIO ERA DON ZUÑER (PADRE DE LA JOVEN), AL TERMINAR EL TRABAJO LOS JOVENES VIAJAN HACIA GABOTO ES AQUÍ DONDE NACE CARLOS. LA JOVEN PAREJA CONVIVEN DURANTE AÑOS LUEGO SE SEPARAN, DOÑA LILA VUELVE A LA CIUDAD DE SANTA FE EMBARAZADA DE UNOS MESES DEJANDO A SU HIJO CARLOS CON CASI DOS AÑOS CON SU PADRE Y SU ABUELA GABINA AGUIRRE DESDE ESE MOMENTO SE FUE CRIANDO CASI EN EL CASTILLETE DE LA CANOA, PESCANDO JUNTO A SU PAPA CONOCIENDO LOS SECRETOS DEL RIO Y DE LA PESCA.
EN SU ADOLECENCIA FUE TRABAJANDO EN OTROS OFICIOS COMO POR EJEMPLO: AYUDANTE DE ALBAÑIL, PERO VOLVIO A LA CANOA QUE LO VIO CRECER.
EN PLENA JUVENTUD SE PUSO DE NOVIO CON ESTHER ZEBALLOS, QUE YA SE CONOCIAN DESDE PRIMARIA, SE CASARON CON SUS PRECOCES 20 AÑOS, SE PUSO LA FAMILIA AL HOMBRO Y SALIO A PELEARLA; A LOS DOS AÑOS DE CASADOS TUVIERON DOS VARONCITOS JUAN Y DANIEL, ENTRE LA POBREZA QUE ABUNDABA EN ESA EPOCA, ELLOS ERAN FELICES EN SU RANCHITO DE LA COSTA HASTA QUE UN DIA RECIBE NOTICIAS DE SU MAMA, LA QUE LO HABIA DEJADO CUANDO TENIA APENAS DOS AÑOS. EN UNA CARTA LE EXPLICABA LOS MOTIVOS DE SU PARTIDA Y ENTRE IDAS Y VENIDAS LA LOGRA PERDONAR, UN DIA LILA REGRESA A GABOTO Y ES ENTONCES CUANDO CARLOS VUELVE A VER A SU MADRE DESPUES DE 20 AÑOS, EN REALIDAD ES COMO SI LA CONOCIERA POR PRIMERA VEZ POR QUE ERA TAN CHICO QUE SU IMAGEN NO LA TENIA EN SU MEMORIA.
LUEGO DEL REENCUENTRO LA VIDA DE CARLOS Y ESTHER FUE NORMAL DESPUES DE UNOS AÑOS VUELVEN A TENER OTRO HIJO VARON DARIO QUIEN SERIA AHIJADO DE SU ABUELA LILA.
CARLOS SIGUIO CON SU TRABAJO DE PESCADOR VIENDO CRECER A SUS HIJOS, DANDOLES UNA EDUCACION Y EL CARIÑO QUE A EL LE FALTO, YA QUE SU INFANCIA FUE MUY SUFRIDA.
UN DIA DECIDIO NO PESCAR MAS, TENIENDO 50 AÑOS DE EDAD SE DIO CUENTA QUE LA PESCA YA SE IBA TERMINANDO POR TANTA CONTAMINACION Y PESCA INDISCRIMINADA.
ENTONCES ES CUANDO DECIDE CON SU ESPOSA ESTHER PONER UN KIOSCO EN SU DOMICILIO, LUEGO DE UNOS AÑOS SE LLAMO “GRANJA ESTHER”. EN SU MOSTRADOR, EN LOS MOMENTOS LIBRES PLASMABA EN UN PAPEL TODAS SUS VIVENCIAS DE LA ISLA, ANECDOTAS RECORDANDO PUESTEROS, CAZADORES Y AMIGOS.
ERA UN GRAN DEFENSOR DE NUESTRO RIO EN CADA VERSO LO DEJABA BIEN CLARO Y LE AGRADECIA A DIOS POR TODO LO QUE LE DIO EN SU VIDA.
CAMINITO, COMO LE DECIAN EN NUESTRO PUEBLO, UN DIA DIOS SE LO LLEVO JUNTO A EL…
ANDARA TIRANDO UNA RASTRA O EN UNA LARGA LINTERNEADA JUNTO A SUS AMIGOS QUIENES SE FUERON ANTES PARA ESPERARLO EN LA RANCHADA DL SEÑOR…”.
CARLOS CAMINOS FALLECIO EL 15 DE JUNIO DE 2010.

Talbes por culpa del hombre (Verso de Caminito el pescador)

Pido al amigo lector
Con humildad y respeto
Por escribir estas cosas
solo soy un pescador
con pocas horas de escuela
por lo tanto analfabeto

No me canso de pensar
cuales fueron los motivos
casi no lo puedo creer
después de lo que ha tenido
mi pueblo puerto Gaboto
se allá quedado dormido

Que orgullo abran sentido
esos viejos gaboteros
cuando pulsiando esas bolsas
sabiendo que esos granos
serian alimento al extranjero
y que partian de Gaboto
de su puerto cerealero

Dos imponentes galpones
en función de un saladero
de donde partian al mundo
pescado salado y cueros
y talves de agua dulce
el mayor puerto pesquero

Un rio muy generoso
islas muy ricas en madera
y como eso fuera poco
un trabajo permanente
de tres pujantes arrozeras

En las costas de tu rio
también hubo aserradero
donde la materia prima
traídas en grandes balsas
se la arrimaba el achero
donde le hacia el trabajo
a mas de cincuenta obreros

Si es por ayuda del señor
no los podemos quejar
aunque ustedes no lo crean
tata dios a esta playa
venia a vacacionar

Todo esto ha quedado
sepultado en el olvido
tal ves sea culpa del hombre
que mi pueblito costero
se haya quedado dormido.


IDENTIDAD CULTURAL: ¿Gaboto o Puerto Gaboto?


El tren de carga.


No son pocos los gaboteros que alguna vez cuando tuvieron que responder sobre el nombre del pueblo donde habían nacido se encontraron con la duda de si era GABOTO o PUERTO GABOTO. El tema del nombre de nuestro pueblo no es menor porque depende de la respuesta que doy es la posición histórica – cultural que asumo.
Si entendemos que la identidad está conformada por todos aquellos elementos que permiten, caracterizarnos, mostrar qué tenemos en común y qué nos diferencia de otros pueblos; y que al hablar de cultura nos estamos refiriendo a elementos materiales y espirituales, donde participan los conocimientos, creencias, arte, moral, derecho, costumbres, experiencias colectivas, etc. que fueron adquiridos por un grupo humano organizado socialmente, oficialmente reconocida o marginal, veremos que en nuestro pueblo no puede dar lo mismo decir que soy de Gaboto o de Puerto Gaboto.
El nombre GABOTO nace oficialmente a partir de un Decreto del Poder Ejecutivo Provincial de Santa Fe, del 30 de noviembre de 1891. Era una época de convulsiones políticas tanto a nivel nacional como provincial. En 1890 terminaba el período gubernamental provincial del Dr. José Gálvez (1886-1890) y se reiteraba la tradición de proclamar candidato a gobernador al ministro de Gobierno en funciones. La designación recayó en el destacado Dr. Juan M. Cafferata y como candidato a vicegobernador en el Dr. José Elías Gollán, ambos de probada lealtad “galvista”. Por su parte la oposición impulsó la candidatura del Dr. José Bernardo Iturraspe. En marzo de 1890 se reunieron los electores, triunfó la fórmula Cafferata-Gollán. Recordemos que políticamente ambas fórmulas respondían al PARTIDO AUTONOMISTA NACIONAL creado por el general Roca a nivel nacional en 1880 y que mantuvo el poder estatal hasta 1916 cuando mediante la aplicación de la ley Sáenz Peña llega al gobierno Hipólito Yrigoyen. Entonces como primer elemento a tener en cuenta es que nuestro pueblo se oficializa como tal con un DECRETO PROVINCIAL firmado por el Gobernador JUAN M. CAFFERATA en 1891. Aquí deberíamos incorporar el nombre de don Lisandro Paganini, quien además de ser diputado provincial era un conspicuo hombre de negocios inmobiliarios y junto a su socio Juan Munuce eran los dueños de la escribanía Munuce-Paganini de la ciudad de Rosario donde captaban inversores entre empresarios y comerciantes españoles y locales para el negocio de la compra-venta de tierras para la colonización y urbanización. Es él entonces quien hace lo que hoy llamaríamos lobby político-empresarial (intentar influir en las decisiones del poder ejecutivo o legislativo en favor de determinados intereses), ante el gobierno provincial para lograr la oficialización del trazado urbano para poder lotear y vender los terrenos.[

LLegada del tren al Puerto de Gaboto.

Toda ésta introducción no es antojadiza porque como veremos en el presente desarrollo entre los años 1880 y 1916 tanto los gobiernos nacionales como los provinciales no solo pertenecieron a un mismo partido sino que llevaron adelante políticas tendientes a fundar colonias, establecer comisiones de fomento, crear escuelas, promover la inmigración europea, construir y ampliar ramales ferroviarios, mejorar las instalaciones portuarias, y establecer juzgados de paz. De éstas políticas se desprenden leyes como las del 25 de junio de 1884 que con respecto “a las colonias o pueblos que se funden en adelante’ dispuso que ‘se le creará una vez reconocida como tal por el P. E. un Juez de Paz y una escuela pública siempre que haya, por lo menos veinte niños que necesitan educación” (en Puerto Gaboto la oficialización de la escuela primaria se dá en 1887 aunque ya hacía tiempo que se impartía educación sistemática en el pueblo). Como se puede apreciar es la época en que comienza el desarrollo económico y la modernización institucional no solo de Puerto Gaboto sino también de la Provincia de Santa y de la República Argentina. El segundo elemento de juicio que se puede aportar es que el nacimiento como pueblo se inscribe en un escenario nacional y provincial de DESARROLLO Y PROGRESO basado en un modelo económico agroexportador y de gran intercambio comercial, principalmente con Europa. Donde las características naturales que éste lugar tenía lo hacían ideal como centro de gravitatorio de la zona.
Estas condiciones naturales y geográficas no fueron pasadas por alto nunca a lo largo de nuestra historia. Como antecedentes podemos citar que Sebastián Gaboto en 1528 construye un astillero para reparación de barcos, que Jerónimo Luis de Cabrera (fundador de la ciudad de Córdoba) en 1573 viene hasta la desembocadura del río Carcarañá con el fin de fundar y construir el Puerto de San Luis de Córdoba, que durante los siglos XVII y XVIII sobre la margen del río Coronda existió un embarcadero desde donde partía el comercio de pieles de animales vacunos, yeguarizos, astas y pezuñas hacia la ciudad de Buenos Aires aguas abajo, que al fundarse la estancia San Miguel del Carcarañal en 1719 (el casco estaría ubicado en el actual Aldao) por los sacerdotes jesuitas con jurisdicción desde San Lorenzo hasta la boca del río Carcarañá nuestro pueblo fue utilizado como embarcadero necesario para el tráfico mercantil que dicha estancia generaba con otras misiones de la misma orden y con la ciudad de Buenos Aires. Que durante todo el siglo XIX varios fueron los intentos o proyectos sobre la navegación del río Carcarañá con descanso obligado en el puerto de Gaboto; que el mismo general Urquiza intuyó la importancia de la construcción de un embarcadero para la Confederación Argentina en éste lugar; que ya en 1860 en la zona existe un muelle pequeño llamado Puerto Vicente Pérez o que 10 años después aparezca el nombre de Puerto Gómez en diferentes publicaciones oficiales de nuestra provincia o que el primer plano de nuestra localidad señale el lugar donde se encontraba dicho establecimiento portuario. Estos antecedentes dan cuenta que desde sus inicios nuestro pueblo de Gaboto tiene como principal signo distintivo su calidad de PUERTO NATURAL.
Por eso cuando al principio de ésta nota nos preguntábamos si el nombre del pueblo era Gaboto o Puerto Gaboto, las respuestas pueden ser dos. Cada una de ellas responde a la mirada que uno tenga sobre la historia de éste pueblo.
  1. Cuando digo que se llama GABOTO, estoy diciendo que: ésta es la denominación legal y oficial que el Gobernador Juan Cafferata le otorgó en 1891. Con una connotación política clara, borrar del nombre del pueblo aquella cualidad que lo identificara como tal: Puerto. Además es importante decir que aquella persona que impulsó la oficialización del trazado urbano no estaba demasiado preocupada por el nombre del pueblo, sino por el negocio que de ello resultaría, aunque sí hizo colocar a la calle principal del pueblo su nombre PAGANINI. Sobre ésta calle por años estuvo ubicado el centro cívico local (comuna, comisaría y juzgado de paz). Recordemos que en plena época de esplendor y desarrollo portuario provincial, la clase dirigente santafesina había decidido que los dos puertos ultramarinos provinciales más importantes serían Rosario y Santa Fe. De Rosario serían puertos subsidiarios o complementarios los de Villa Constitución y General San Martín; y del puerto de la ciudad de Santa Fe lo serían Gaboto y Coronda (estos últimos no sobre el río Paraná). Prueba de ello es un tema no menor que trataremos en otra entrega que es la forma en que fueron trazadas las vías del ferrocarril donde por el Puerto de Gaboto no pasó la rama troncal sino que llegaba una derivación desde la estación Maciel, distante a 9 km del puerto.
  2. Cuando digo que se llama PUERTO GABOTO, estoy diciendo que: Este es el verdadero nombre con el que los gaboteros deberíamos presentarnos, el que nos identifica, el que nos ha acompañado desde el nacimiento mismo como pueblo, como sociedad. El nombre Gaboto a secas nos fue impuesto por la clase política dirigente desde Santa fe, es el nombre del fundador del fuerte Sancti Spíritus que más allá de la trascendencia histórica que se le haya otorgado, solo duró 823 días; por su parte el puerto se vincula con el paisaje que en interacción con el obrar humano da forma a la cultura. Da nacimiento a la IDENTIDAD CULTURAL. Por eso desde aquí vamos a seguir sosteniendo que mientras la actividad portuaria fue la principal fuente de riqueza, nuestra gente alcanzó niveles de progreso en todos los órdenes, económicos, culturales, institucionales, sociales, constructivos, recreativos, educacionales, etc. Donde la población se encontraba en permanente actividad y con una fuerte corriente migratoria atraída por el pleno empleo que generaba la actividad portuaria. Esta situación hizo que nos sintiéramos orgullosos de los éxitos individuales y colectivos alcanzados y de ser parte de éste polo pujante de crecimiento llamado PUERTO GABOTO. Es cierto que en nuestro pueblo siempre existieron pescadores, cazadores, recolectores de leña o cucharas pero no es menos cierto que junto a ellos había una masa de trabajadores portuarios, carreros, comerciantes, empleados públicos, agricultores, hacendados, contratistas, comisionistas, herreros, panaderos, modistas, empresarios, peluqueros, maestros, etc. que también contribuyeron con sus historias a conformar la IDENTIDAD CULTURAL DE PUERTO GABOTO. Ese es nuestro horizonte rescatar del olvido ese bagaje histórico-cultural que nos permiten identificarnos como “gaboteros”.
    Si la identidad cultural está formada por aquellos elementos comunes materiales e inmateriales que nos permiten diferenciarnos de otros pueblos y reconocernos como sociedad, la existencia y vigencia del PUERTO en Gaboto ha sido uno de los pilares sobre los que se ha constituído el ser gabotero. A pesar de su desaparición la historia y el presente se siguen juntando para resucitarlo y recordarnos lo que fuimos y nuestro destino de PUERTO GABOTO.

Familia Concominelli en Puerto Gaboto (inmigrantes)


BIBLIOGRAFIA CONSULTADA:

Rocher Guy, Introducción a la Sociología General, ed. Herder, Barcelona, 1980.

Archivo Histórico Provincia de Santa Fe.

González Ricardo, blogspot historia de Puerto Gaboto, artículo “Origen del nombre de las calles Bustinza, Paganini y Castellanos”, octubre 2010.

Rosa José María, Historia Argentina tomos VIII y IX, ed. Oriente, Buenos Aires, 1976.

Soler Amadeo P., Los 823 días del f. Sancti Spíritus, y la vigencia permanente de Puerto Gaboto, ed. Amaleví, Rosario, 1981.


sábado, 3 de septiembre de 2011

A modo de presentación

El Centro de Estudios Históricos “Puerto Gaboto” está conformado por un grupo de personas de la localidad de Gaboto, que han visto la necesidad de reunirse con el objetivo de rescatar el pasado histórico inmediato de éste querido terruño. Partiendo de la importancia que éste suelo ha tenido y tiene en la conformación del SER NACIONAL ARGENTINO, desde que Sebastián Gaboto desembarcara y en sus riberas fundara el primer asentamiento europeo en tierras del Río de la Plata, es que hemos asumido el compromiso de abordar la investigación de la etapa histórica comprendida entre fines del siglo XIX y finales del siglo XX. Durante éste período se produce el nacimiento de GABOTO como pueblo, allá por 1891, la instalación y funcionamiento del Puerto Ultramarino así como embarcaderos transitorios; es la etapa donde nuestro país se asume como “granero del mundo” con un modelo de crecimiento hacia afuera articulado a la División Internacional del Trabajo. Así el pueblo de Gaboto se transformó rápidamente en el centro de desarrollo, progreso, atracción de mano de obra de provincias argentinas y de inmigrantes europeos, más importante de la región. Prueba de ello son los datos arrojados por el PRIMER CENSO NACIONAL DE 1869 encargado por el entonces Presidente de la República Domingo Faustino Sarmiento que señala a Puerto Gaboto con una población estable importante. Cantidad de población que irá en aumento con los relevamientos realizados por el Gobierno de la Provincia de Santa Fe con los Censos de 1887  y 1895 respectivamente.
A lo largo de las entregas mensuales que iremos publicando todos los gaboteros podrán conocer un pasado reciente que, sin pretender quitar los laureles conseguidos con la fundación del fuerte Sancti Spíritus en 1527 y la vigencia permanente de la población como lo demostrara el máximo historiador gabotero Amadeo P. Soler en sus libros, es sin dudas el PERIODO MAS GLORIOSO DE NUESTRA HISTORIA. Época de gran desarrollo portuario y de la exportación a diferentes lugares del planeta del cereal de la pampa santafesina, del PLENO EMPLEO, de la concentración de instalaciones de acopio de cereal, del tendido del ramal ferroviario con trenes de carga y pasajeros,  de la existencia de escuelas oficiales y particulares que brindaron educación a los niños y jóvenes de nuestro pueblo desde 1865 en adelante,  del asentamiento y pujanza de grandes comercios, hoteles y fondas, de la instalación del mayor saladero de cueros de la Provincia de Santa, de los aserraderos, de las arroceras, de la industria del procesamiento del aceite de pescado, de las grandes mansiones, de las familias más destacadas donde muchas de ellas han dado nombre a varias calles de nuestro pueblo, de la constitución de cuatro grandes clubes sociales y deportivos: Riberas del Paraná, Juventud Unida, Sebastián Gaboto y Deportivo Gaboto; de la formación de grupos folclóricos  que lograron trascendencia nacional por su desempeño; de la instalación de la usina que dotaba a la población de energía eléctrica,  también abordaremos dos temas que han sido fundamentales en la constitución de Gaboto como pueblo: la historia de la Iglesia y de la salud a partir de las figuras de médicos como los doctores Rubelino y Sócrates Bachiddú que han quedado grabados en la memoria colectiva de la gente del pueblo. Pero además éste trabajo de investigación y publicación tiene un objetivo más que es el de mostrar a nuestros personajes gaboteros, aquellos que cuando los recordamos nos sacan una sonrisa, una anécdota, un gesto de admiración o simplemente la frase “te acordás de…” o “como dijo….”; ésta publicación tendrá un sección especial llamada el RINCON DE LOS POETAS donde en cada edición aportaremos compuestos, poesías o narraciones de distintos escritores gaboteros que aparte de ser

nuestro orgullo, merecen ser conocidos por las nuevas generaciones porque la historia solo puede vivirse como propia si puedo reconocerme en ella, sentirme parte y comprometerme con mi época sin desconocer lo que otros, antes de mí, hicieron para que yo hoy pueda decir soy de PUERTO GABOTO.

Como verán es ardua la tarea que nos hemos impuesto y necesitaremos de la ayuda de todas aquellas personas que puedan aportar datos, fotografías, anécdotas, etc. para que el trabajo ha realizar resulte lo más completo posible. Desde aquí nos definimos como un grupo independiente, sin fines de lucro y sin banderías partidarias,  por eso hacemos UNA INVITACION A TODO EL PUEBLO DE GABOTO a participar, a acercarse al Centro de Estudios Históricos (CEH) Puerto Gaboto para colaborar porque estamos convencidos de que la historia es de todos y entre todos tenemos que escribirla. Vemos en ésta publicación la posibilidad de comunicarnos, de intentar rescatar el valor de nuestras historias individuales y colectivas, y de recobrar la MEMORIA DE UN PASADO ESPLENDOROSO, de un Puerto Gaboto pujante, que se levantaba como un faro poderoso irradiando trabajo, cultura y progreso económico hacia la región, y que interpela al presente preguntándole ¿qué ha sido de todo aquello, o como se titula ésta publicación, Qué nos pasó?