miércoles, 29 de mayo de 2013

Nuestros ríos gaboteros: Paraná - Carcarañá - Coronda

Por Profesor Ricardo González



He buscado material sobre nuestros ríos y acá les dejo unas perlitas extraídas de un interesante libro de principios del siglo XX que mencionaba a los ríos Paraná – Carcarañá y Coronda.

HISTORIA DE LA CIUDAD Y PROVINCIA DE SANTA FE 1573-1853
Autor: Manuel de Cervera / estudio terminado en setiembre de 1903.

Párrafos sobre la descripción del Río Paraná...

“El río Paraná nace en las faldas de las sierras del  Brasil, forma en sus comienzos dos brazos que se unen en  los 20º latitud y desparrámase como un mar en un terreno bajo y aluvial, tomando aquí el nombro de Paraná (río grande que parece mar, en guaraní). En su curso de S. S. E. llega hasta los 24-, 4' 38" de latitud sud donde presenta la hermosa catarata del Guayrá, entrando en territorio argentino alus 25' 30'. La longitud de su curso principal es de 4.700 kilómetros, corriendo en territorio argentino la mitad de este trayecto, y para poderlo estudiar mejor solo ha dividido en alto, medio y bajo Paraná.  El alto Paraná dentro de nuestro territorio, con fondo rocoso en parte, comienza en la boca del Iguazú y vá hasta la isla de Apipé ó sean 120 leguas, en cuyo trayecto su curso vá encajonado á veces bajo altas barrancas cubiertas de espesos bosques y es solo navegable en las grandes crecientes. El Paraná medio llega desde las islas de Apipé hasta el puerto de San Pedro 250 leguas, con costas altas de 60 
metros, ó tan bajas en otros puntos que el río se desborda formando bañados, donde se halla la causa de la formación de los camalotes, pues cuando baja el río á sus orillas nacen cañas y otras plantas acuáticas en los depósitos flojos y bajos de las riberas, creando la trabazón y vivienda de flores, insectos y otra clase de anímales tan poéticamente descriptos por Holmberg, viviendas que al crecer el río é inundar los terrenos circunvecinos á sus orillas, son arrancadas en masa y flotan en las aguas llevadas hacia abajo por la corriente. Y el bajo Paraná desde San Pedro hasta la confluencia con el río Uruguay cuya sección se llama 
Delta del Paraná. 
En todo su curso recibe este rio numerosos tributarios más ó menos pequeños, el rio Iguazú, y el Paraguay que que le trae las aguas del Bermejo y Pilcomayo y en esta provincia de Santa Pé; el Salado, Colastiné, Carcarañá, Coronda, San Javier, con sus afluentes y otros; siendo su anchura mayor, acrecida con todo este volumen de agua, frente al Diamante, que alcanza á 7000 metros. Con rumbo S. S. O. llega á Santa Fé por cuya ciudad pasa muy cerca, toca al Rosario de donde se inclina al sud y luego tomando el rumbo S, E. se arroja en el gran rio de La Plata. 
El rio y sus tributarios sirven en esta provincia á los puertos de Santa Fé, San Lorenzo, Coronda, Puerto Gómez (actual Pto Gaboto), Rosario, Villa Constitución, Reconquista, Helvecia, San Javier, Santa Rosa, etc. El Paraná en toda la parte inferior de su curso, ó sea en el llamado Delta, forma numerosas islas hijas de las aguas, por entre las que cruzan diferentes canales cuyas cauces varían con el tiempo y las corrientes. Siendo el terreno de las islas formado de arcillas, arena fina y detritus vegetales mezclados, que se solidifica con el humus y el limo del río y detritus que deja en cada creciente anual en las decenales que son excesivas; las aguas del río y arroyos socaban y corroen las barrancas que se oponen á la corriente y van dejando estos sedimentos arrancados, en la parte opuesta de pendiente suave. Es un trabajo de composición y descomposición que con el tiempo cambia el aspecto físico.

Párrafos de descripción del río Carcarañá...

“El río Carcarañá ó Caracarañá nace en las sierras de Córdoba en el departamento Calamuchitas, donde tiene el nombre de rio Tercero, pasa por Villa María y Villanueva con rumbo E. al principio y E. S. E. después, hasta los 53º latitud, donde se reúne el rio Saladillo cambiando sus aguas dulces por salobres, y con rumbo S E. penetra en la Provincia de Santa Fe cerca del pueblo de Cruz Alta, recorriendo doscientos kilómetros en esta provincia, y yendo á verter sus aguas en el rio Coronda, cerca de Puerto Gaboto. 
Rio angosto, de poco cauce, salvo en las crecientes, no navegable y tortuoso, con barrancas en terreno pampeano, llenas de restos de fósiles de animales vertebrados desaparecidos, con lecho de tosca y lleno de rápidos, sirve para regadío, y á sus orillas se han levantado varios molinos, sin que hasta ahora se haya llevado á la práctica la empresa de su canalización, que tanto ha pregonado el ingeniero Luis A. Huergo, valiéndose para ello de los volúmenes de agua desprendidos de la sierra para la alimentación de un canal.


Mención del río Coronda...


“...existen en la Provincia de Santa  Fe, el río de San Javier, al norte, 
que corre paralelo al Paraná, navegable en goletas y lanchones 
que van hasta Helvecia, Cayastá, San Javier, Santa Rosa y San José, 
cuya canalización sería útil y factible; el Colastíné, cercano á la ciudad de Santa Fe,
navegable por pequeños buques, y en tiempo de creciente por grandes;
El río ó canal de Santa Fe, que pasa frente de la ciudad y llega hasta Coronda, donde toma este último nombre..."






martes, 28 de mayo de 2013

QUIENES FINANCIARON EL VIAJE DE SEBASTIAN GABOTO?


Prof. Ricardo N. González


Alonso de Santa Cruz era el cosmógrafo en la expedición de Sebastián Gaboto y deja constancia de que la partida se realizó “...el 3 de abril de 1526, desde el puerto de San Lúcar de Barrameda”.
El costo de armado de la expedición estuvo solventado con aportes de la Corona Española pero también de armadores particulares.. Antes de aportar más información es necesario precisar el tipo de monedas que circulaban en España en el siglo XVI (16). Había tres unidades en el siglo XVI español para llevar las cuentas:los maravedís, los reales y los ducados. Los primeros eran los más empleados para hablar de precios, salarios, ingresos y cobros. En resumen, los más habituales. Únicamente cuando los importes subían se pasaba a los reales y en casos de montos considerables, salían los ducados a la palestra.
Las equivalencias eran tales que 1 real equivalía a 34 maravedís y 1 ducado era equivalente a 375 maravedís. Es decir, un ducado eran 11 reales y 1 maravedí.
De todos modos, si hablamos de monedas físicas, los ducados desaparecen. Nadie podía pagar con ducados ya que no se acuñaban monedas con ese valor. Por lo tanto, era sencillamente un valor contable, por decirlo de algún modo. Las monedas podían ser escudos, de oro; reales, de plata o de cobre con una pequeña aleación de plata.
La expedición GABOTEANA se compuso de 4 (cuatro) naves: Santa María de la Concepción (nave capitana); Santa María del Espinar (al mando de Gregorio Caro); Trinidad (al mando de Francisco de Rojas, luego del contador Antonio de Montoya) y San Gabriel ( al mando de Miguel de Rifos). A decir de Casimiro de Nuremberg venían en ellas “entre doscientos diez y doscientos veinte tripulantes”. A continuación transcribo un documento donde consta quiénes fueron y cuánto aportaron cada uno armadores.

Fuente:
Real Cédula con el nombre de los armadores de la expedición de Sebastián Gaboto. Archivo General de Indias (AGI) Indiferente General, 2495, I, 87.


1.- CORONA ESPAÑOLA: 4000 (cuatro mil) ducados.

2..- PARTICULARES:
Francisco de Santa Cruz                     1.027.461 maravedíes.
Miguel de Rifos                                      401.250 maravedíes
Felipe de Ribas                                        96.563 maravedíes
Niculaso Cataño y Cía.                          321.401 maravedíes
Johan Salvago y Nicolao de Forte          254.925 maravedíes
Domingo de Ochandiano                          80.250 maravedíes
García de Aguilar                                     38.625 maravedíes
Leonardo Cataño                                  407.880 maravedíes
Silvestre de Breni y Francisco Leardo    610.770 maravedíes
Leonardo Cataño y Ruberto Torne        509.850 maravedíes
Pero Benito de Vasiñana                        305.910 maravedíes
Johan de Valladolid                                101.970 maravedíes
Lázaro de Noremberger                         254.925 maravedíes
Pero Johan de Riberol                            127.462 maravedíes
López de Molina                                      50.985 maravedíes
Antón del Visy                                       254.925 maravedíes
Garcí Méndez y Pero López                  127.459 maravedíes
Perote Forcadel                                     152.955 maravedíes
Alonso Caballero                                   152.955 maravedíes
Gaspar de Negro                                     50.985 maravedíes
Luis de Aguilar                                         25.491 maravedíes
Hernando de Medina                                50.985 maravedíes
Hernán Nuñez                                          50.985 maravedíes
Francisco de la Corona                            88.125 maravedíes
Sebastian Caboto                                   206.250 maravedíes
Alonso de Nebrada                                203.940 maravedíes
Jácome Fantoni                                        50.985 maravedíes
Roger Barlo                                             49.500 maravedíes
Johan Francisco de Frucises y Jerónimo Espíndola 37.500 maravedíes
Gaspar Cazaña                                       244.625 maravedíes
Lorenzo de Vibaldo                                  50.985 maravedíes
Johan Clarete                                            37.500 maravedíes
Pedro Mártir                                           101.970 maravedíes
Andrea Veluti                                            75.000 maravedíes
Doctor Beltrán                                           50.985 maravedíes
Scipión Chipi y Zebrián de Cartayu             50.985 maravedíes
Johan Antonio Picolomini y Scipión Chipi     38.625 maravedíes
Ambrosio Lespinger                                 152.955 maravedíes
Hernando de Calderón                                26.250 maravedíes
Francisco de Morales                                  50.985 maravedíes
Antón de Grajeda                                        24.650 maravedíes
Johan de Sámano                                        37.500 maravedíes
Bernardino de Mantua                                 25.490 maravedíes
Pero Miguel Ramoneda                                 50.985 maravedíes
Johan y Pero Clarete                                   101.970 maravedíes
Luis Castellón                                               50.985 maravedíes
Diego de la Peña                                            50.985 maravedíes
Enrique Patimer                                              29.700 maravedíes
Johan Nadal                                               152.955 maravedíes
Johan Pierres y Alonso Rodríguez                   50.985 maravedíes
Pandulfo Velache y Alberto Jácomo Gulaterote 101.970 maravedíes
Alonso de Castañeda                                      11.250 maravedíes
Francisco de Bribiesca                                     11.250 maravedíes
Bartolomé de Xerez                                         56.130 maravedíes
Miguel de Vázquez                                          11.250 maravedíes
Francisco de Lizauz                                         93.750 maravedíes
Johan Sánchez de las Perlas                             61.800 maravedíes
Antón García Cermeño                                    25.000 maravedíes
Jaime de Luna                                                 54.075 maravedíes
Johan Batista de Zernanes                               76.476 maravedíes
Roberto de Zernanes                                      101.970 maravedíes
Zanobi Biduche                                              203.970 maravedíes
Jácomo Boti                                                   203.940 maravedíes
Gabriel Socarretes                                            38.615 maravedíes
Pedro Tristán                                                 100.656 maravedíes
Capitán Rojas                                                  30.000 maravedíes
Gregorio Caro                                                 30.000 maravedíes
Hernando de Calderón                                     30.000 maravedíes
Johan de la Concha                                          30.000 maravedíes
Antonio de Montoya                                        30.000 maravedíes
Gonzaleo Núñez de Balboa                              30.000 maravedíes
Johan de Junco                                                30.000 maravedíes
Miguel de Valdés                                             30.000 maravedíes
Martín Méndez                                                30.000 maravedíes
Miguel de Rifos                                                20.000 maravedíes
Otavian de Brine                                               20.000 maravedíes
Alonso de Santa Cruz                                       20.000 maravedíes
Observación: en ésta expedición se autorizó al Capitán General (206.250 maravedíes); a los Oficiales (30.000 maravedíes) y a los 3 veedores (20.000 maravedíes) a invertir.

Este valioso material documental permite sacar a la luz los nombres de muchos protagonistas anónimos de la expedición de Sebastián Gaboto y es mi humilde aporte a la historia de nuestro pueblo.





Los nombres de nuestro pueblo

Compilación realizada por el historiador gabotero AMADEO P. SOLER.



LOS 19 NOMBRES DE PUERTO GABOTO

1) Pueblo Sancti Spiritus
2) Fuerte de Sancti Spiritus
3) Torre de Gaboto
4) Mástil de Gaboto
5) Puerto Nuestra Señora de la Buena Esperanza
6) Fuerte de Gaboto
7) Rincón de Gaboto
8) Reducción y Paso de los Toldos
9) Capilla de la Concepción
10) Curato Ntra. Señora del Rosario de Calchaquí
11) Calchaquí
12) Paso del Carcarañá
13) Posta Río Carcarañá
14) Parada del Carcarañá
15) Carcarañá o Carcarañal
16) Puerto Vicente Pérez
17) Puerto Gómez
18) Gaboto
19) Puerto Gaboto


La falta de continuidad del nombre original “Sancti Spiritus” por los sucesivos cambios sufridos posteriormente, deja la impresión que la creación de GABOTO no fue permanente. Sin embargo, demostramos que el poblado tuvo vigencia continua, ya sea como pueblo de indios o pueblo de cristianos, lo que la hace el núcleo poblado viviente más antiguo en el cono sud del Continente Americano.


EXPLICACION DE LOS CAMBIOS DE NOMBRE


1) Pueblo Sancti Spiritus

“...e hicimos asiento en un riachuelo que se dice el Carcarañá que se hizo un pueblo de hasta veinte casas de paja o se puso nombre Sancti Spiritus...” (9 de junio de 1527). Información sumaria levantada por SEBASTIAN GABOTO. En numerosos mapas y publicaciones aparece la mención de Santa Spíritu, S. Spirito, Sant Espíritu, Espíritu Santo, lo que es un motivo de confusión.


2) Fuerte de Sancti Spiritus

“pido que declaren si es verdad, que vista la entrada que se quería hacer por la tierra fue acordado que era bien que primero se hiciese una fortaleza de tapias en que quedase asegurada la hacienda de Su Majestad e armadores...” (Información Sumaria levantada por SEBASTIAN GABOTO el 12 de octubre de 1529). LUIS RAMIREZ, en su carta dirigida a su padre dice que “hallarnos que el Capitán General había hecho su asiento y una fortaleza harto fuerte para en la tierra” (15 de setiembre de 1527, llegada de RAMIREZ desde San Lázaro). Desde esa fecha en la documentación ya no se menciona la palabra pueblo sino fuerte.


3) Torre de Gaboto

Destruido el Fuerte quedaron como testigos las torres y el mástil de la plaza de Armas. Sobresalía una de las torres que había quedado casi intacta. De ahí que el lugar se le comienza a llamar “Torre de Gaboto”. BARCO DE CENTENERA en su poema “La Argentina” dice “a do está de Gaboto la Gran Torre / por do el Carcarañá se extiende y corre”. El nombre se popularizó.


4) Mástil de Gaboto

Algunos de los visitantes ocasionales del lugar lo distinguieron por el Mástil de la plaza de Armas. (La expedición de FRANCISCO DE MENDOZA, 1546, lo menciona).


5) Puerto Nuestra Señora de la Buena Esperanza

El discutido asiento del puerto de Nuestra Señora de la Buena Esperanza fundado por PEDRO DE MENDOZA sustituyó temporariamente el nombre de Sancti Spiritus en las menciones geográficas. Se dice que Buena Esperanza estuvo cerca de la desembocadura del Carcarañá. En el informe del 7/10/1980 aprobando una referencia del Contraalmirante DESTEFANI y suscrito por los doctores ENRIQUE DE GANDIA y VICTOR TAU ANZOATEGUI se expresa que “en setiembre de 1536 don PEDRO DE MENDOZA fundó el Fuerte de Nuestra Señora de la Buena Esperanza, posiblemente en el mismo sitio en que se había fundado Sancti Spiritus” (1536-1540).


6) Fuerte de Gaboto

RUI DIAZ DE GUZMAN, a lo largo de su libro “La Argentina” menciona a cada rato al “Fuerte de Gaboto” como sustitutivo de Sancti Spiritus, aunque no abandona esta última designación.


7) Rincón de Gaboto

El Rincón de Gaboto toma difusión en escritos diversos y en mapas dándole amplitud a la boca del Carcarañá y comprendiendo todo el territorio incluido entre el Arroyo del Monje o de los Chanaes, río Coronda y río Carcarañá.


8) Reducción y Paso de los Toldos

Al instalase algunas reducciones de indios se olvidaron los nombres tradicionales para designar a los grupos reducidos. Por ejemplo, cuando se trajeron en los años 1710/11 los restos de una tribu calchaquí diezmada por la peste se le puso al lugar la denominación de Reducción de Los Toldos.


9) Capilla de la Concepción

Con motivo del problema suscitado por el envío desde Rosario de una imagen de Nuestra Señora de la Concepción, en lugar de la de Nuestra Señora del Rosario que reclamaban los calchaquíes, según don WLADIMIR MIKIELIEVICH, la capilla tomó el nombre de esta Virgen.


10) Curato Ntra. Sra. del Rosario de Calchaquí

Al incrementarse el número de reducidos con otros contingentes se creó un curato distinguido como “curato Nuestra Señora del Rosario de Calchaquí”. De sede discutida, CERVERA se inclina por la de Puerto Gaboto.


11) Calchaquí

Consolidados los calchaquíes en Puerto Gaboto, le quedó el nombre de “Calchaquí” a la localidad, lo que duró muchos años (1711-1769).

12) Paso del Carcarañá

Paso del Carcarañá fue el nombre tradicional que se le dio al lugar donde se vadeaba o bandeaba el río Carcarañá en la ruta al Paraguay.


13) Posta Río Carcarañá

El 11 de abril de 1774 se creó la posta Río Carcarañá ubicada no en el paso sino en el núcleo poblacional existente en la confluencia de este río con el Coronda. Empieza a figurar así en la nomenclatura oficial postal.


14) Parada del Carcarañá

El 20 de julio de 1774 vista la necesidad de que en el paso hubiese una parada, se creó una repitiendo el nombre del río.


15) Carcarañá o Carcarañal

Se generaliza el sustantivo propio de Carcarañá para denominar al pueblo asentado sobre el río, en la desembocadura, lo que ha dado lugar a muchas confusiones, Sin embargo la mención en documentos oficiales, Carcarañá o Carcarañal, es muy profusa.


16) Puerto Vicente Pérez

De poca vigencia, el puerto VICENTE PEREZ, es mencionado por JOSE TORIBIO MEDINA en “El veneciano SEBASTIAN GABOTO al servicio de España”, Tomo I, Santiago de Chile, 1813, pág. 161, tomado de una referencia de FELIX OUTES. En efecto hubo un embarcadero con este nombre a poca distancia de Puerto Gaboto al Sud.


17) Puerto Gómez

Tomó posteriormente la mención de Puerto Gómez un embarcadero donado por el señor MATIAS GOMEZ. Su mención es repetida en las noticias de la época (diario “La Capital”) y en el cementerio localidad hay todavía algunas lápidas con inscripciones de difuntos nacidos o muertos en Puerto Gómez.

18) Gaboto

Por fin en 1891 se hizo justicia por ley designando a la localidad, y creando la Comuna con el nombre de Gaboto.


19) Puerto Gaboto

Sin embargo, el nombre que ha prevalecido sobre todos es el de Puerto Gaboto. No es un nombre oficial sino que lo tomó de su puerto fluvial desde siempre y más aún del período en que fue puerto de ultramar.
Fuente: http://puertogaboto.blogspot.com/